Objetivos de
Proyecto Mariposa

La filosofía o el lema de Proyecto Mariposa (“Tengo cáncer … y yo ¿ qué puedo hacer? “) es animar y concienciar a los pacientes  a que tomen parte activa en su proceso de curación, que no se sientan elementos pasivos a la espera de un tratamiento.

Proyecto Mariposa informa a los pacientes de que pueden hacer cambios en su estilo de vida que les van a conducir a un mejor estado de salud, física y emocional, y les ofrece a través de diferentes profesionales de la salud,  las herramientas necesarias para que puedan llevar a cabo estos cambios,  acompañándolos en este proceso de vivir el cáncer de otra manera. Se trata de encontrar mayor bien-estar para afrontar mejor la enfermedad ; de realizar cambios Para Aprender a vivir con la Enfermedad.

Es importantísimo para ello, cambiar nuestro estilo de vida. Hablamos de hacer cambios Profundos;  mejorar los hábitos nutricionales , reducir el estrés,  lograr coherencia vital entre lo que pensamos – decimos – hacemos,  aprender a dar solución a los pequeños problemas cotidianos … etc . En definitiva,  lograr Bien –Estar en todos los aspectos de nuestra vida.

Para ello, en Proyecto mariposa trabajamos en base a cuatro pilares que favorecen la capacidad curativa natural del organismo  (“Natura Medicatrix”) :

Nutrición:

Con una alimentación vigilada controlando la ingesta de productos beneficiosos para el proceso oncológico y la vida sana en general.

Actividad física:

Ya que nuestro cuerpo ha de estar preparado físicamente para el duro proceso de la enfermedad.

Control del emociones:

Ayudando a que la mente consiga una estabilidad que nos ayude a afrontar dicha situación.

Psicología:

Apoyando al paciente a afrontar el propio miedo que el solo nombre de la palabra cáncer ya infunde.

Medioambiente:

Para encontrar esa conexión con el entorno que ayude a sobrellevar el día a día de la mejor forma posible; ya que, de lo contrario, existen demasiados factores negativos, que inconscientemente, hacen que de-caiga ese optimismo y fuerza que se necesita para superar el duro proceso al que se someten pacientes y familiares.