, ,

MediYoga como antidepresivo natural

Taller en la Hacienda San Miguel de Montelirio para trabajar cuerpo, mente y corazón.


Cuando por el mes de marzo varias mariposas comenzaron sus clases de manera asidua en la maravillosa Hacienda San Miguel de Montelirio, invitadas de forma desinteresada por Pia Lundén, profesional del yoga medicinal de procedencia sueca, ninguna de ellas llegaron a imaginar la cantidad de efectos positivos que, tras varios meses de su práctica, iban a poder sentir en sus vidas.

Son muchísimos los beneficios que esta disciplina o variante del «tradicional» yoga ofrece a quienes lo practican; tanto a nivel físico, como emocional; pues se trabaja cuerpo, mente y corazón.

Amplios espacios naturales muy cuidados donde disfrutar del entorno de la Hacienda

Y ya, si se lleva a cabo en un entorno tan especial orientado a todo tipo de eventos y celebraciones, que se puso a la entera disposición de nuestras mariposas gracias a Pia, los beneficios se triplican y la convivencia y la sensación de paz llega a unos niveles increíbles.

La práctica regular de esta disciplina para cualquier persona; sin importar su grado de impedimento físico -ya que los ejercicios son totalmente adaptables al caso particular de cada paciente- conlleva a unos cambios importantes en su vida; no sólo en su estado físico, sino también en el mental y en el emocional.

Alumnos durante una de las clases de MediYoga con Pia sumidos en un remanso de paz

¿Qués es MediYoga?

MediYoga es una forma de yoga terapéutica con raíces en la tradición tántrica desarrollado por Göran Boll en Suecia, cuyo núcleo de la práctica es el de crear un mayor equilibrio físico, mental y emocional.

Se puede definir MediYoga como un entrenamiento de cuerpo- mente, una práctica que calma la mente, aumenta la consciencia corporal y además crea un equilibrio del sistema nervioso y sistema endocrino. También aporta una mayor flexibilidad, movilidad, fuerza y resistencia a nuestro cuerpo.

Instalaciones y espacios que invitan a la relajación

Está basada en los cientos de estudios científicos sobre el yoga incluyendo un número creciente de estudios en hospitales como Karolinska Institutet, Danderyds sjukhus y Stockholm’s Universitet.

«…desde hace 10 años está integrado en más de 250 hospitales en Suecia como medicina integrativa en áreas como cardiología u oncología entre otros»

Toda la evidencia científica prueba que realmente funciona y eso ha resultado en que desde hace 10 años está integrado en más de 250 hospitales en Suecia como medicina integrativa en áreas como cardiología u oncología entre otros. Se prevé que dentro de cinco años se ofrecerá en la mitad de los hospitales y centros de salud del país. Lo que supondría que los médicos pusieran recetar sesiones de mediyoga para complementar el tratamiento convencional; hecho que sería un auténtico avance para los pacientes.

Los pilares fundamentales son la meditación, el pranayama (prácticas respiratorias), mudras, dristhi, mantra y movimientos corporales conscientes muy lentos y suaves. Está desarrollado para que todo el mundo pueda practicarlo, también los que están postrados en cama.

Recital de mantras en estado de relajación

Vivimos en un tiempo donde el estrés crónico y la ansiedad es lo habitual , y está claro que si queremos mantenernos saludables necesitamos soluciones más holísticas para volver a nuestra esencia, encontrarnos, parar y conectar con nuestro corazón y darnos cuenta que estamos haciendo.

MediYoga da la oportunidad al individuo de poder tomar parte en su propia sanación. En las propias palabras de Pia Lundén, como experta, nos cuenta que «lo que yo he podido ver en mis grupos donde lo practican con regularidad se nota muchísimo cómo se reduce considerablemente el estrés, la ansiedad y el alivio y descarga de tensiones en general. Eso además de los lazos tan especiales que se crean entre los propios grupos; y es que se quieren más».

Grupo de mariposas posando con Pia

Las experiencias y los comentarios de quienes lo practican son siempre muy positivos. Una de nuestras mariposas que ha participado en estos talleres con Pia nos contaba lo siguiente: «para mí el MediYoga con Pia es un bálsamo para el alma; la vivencia en sus clases se traduce en la desconexión de lo de fuera, los problemas… para reconectar con lo que somos; desde la presencia, el autocuidado y la autosanación. Desde que lo practico cuento con un recurso muy potente para favorecer mi proceso de sanación a todos los niveles; me voy sintiendo cada más alineada y en coherencia. Muy agradecida siempre.»

Yolanda, la directora del Proyecto Mariposa en Sevilla

Incluso en la propia rama médica los comentarios son positivos. Ya que la directora de Proyecto Mariposa en Sevilla; Yolanda Rodríguez, tras haberlo practicado, nos contaba lo siguiente: «En pacientes con cáncer he podido observar cómo disminuye los estados de ansiedad, pensamientos negativos, miedo, rabia e impotencia… así como el miedo a la muerte. Algunos pacientes refieren disminución de la percepción dolorosa; puesto que el MediYoga relaja el cuerpo y la mente abriendo un espacio interior de aceptación y confianza en la vida ofreciendo sencillas herramientas para poder tomar parte activa en su propio proceso de sanación».

Reme con Pia en un momento especial durante una de las clases

«La suerte de que podamos contar con gente tan profesional, amable y cariñosa como es Pia y que haya querido poner a nuestra disposición sus conocimientos con esta actividad tan sanadora en unas instalaciones y espacios tan increíbles hace que no sólo nos sintamos genial al practicar mediyoga, sino que el saber que hay gente como ella dispuesta a ayudar a los demás, nos llena aún más de felicidad. Gracias, Pia.» Son las palabras de Reme y el sentir de todas las mariposas que han conseguido mejorar su vida gracias a ella.

, , ,

Mucha vida después del cáncer de mama

Los grupos de mujeres que practican el dragon boat se multiplican por todo el mundo. El Club Triana ha sido uno de los últimos en integrar a un equipo BCS y participará en el Campeonato Europeo que se celebrará en Sevilla del 25 al 28 de julio.


Hay mucha vida después del cáncer de mama. Pero no siempre es una vida del todo plena como consecuencia de los efectos secundarios de la cirugía y los tratamientos. Uno de esos efectos secundarios se llama linfedema y se da con frecuencia en aquellas mujeres que han sido sometidas a un vaciado ganglionar en el brazo. La hinchazón y el dolor por la acumulación de líquido se produce por el mal funcionamiento del sistema linfático derivado de la extirpación de los ganglios. Pero no todo son malas noticias. Hay ejercicios que podrían mejorar de forma significativa esos efectos. Uno de ellos es la práctica del remo. En los últimos años, muchas mujeres que han superado un cáncer de mama o están en vías de hacerlo se han apuntado a una modalidad de remo en particular, originaria de China, que se realiza en unas embarcaciones conocidas como dragon boats, y que por el tipo de esfuerzo que requiere parece adecuada para ejercitar y reactivar la musculatura afectada por una mastectomía y un vaciado ganglionar de axila.

El Club Triana de Sevilla es uno de los últimos en haberse sumado a este movimiento con un equipo de dragon boat integrado por lo que internacionalmente se conoce como BCS (Breast Cancer Survivals), o sea, supervivientes del cáncer de mama. Apenas llevan unos meses entrenando (desde el pasado febrero) y ya se han animado a participar en el XVIII Campeonato Europeo de Dragon Boat que se celebrará en la capital andaluza del 25 al 28 de julio. Esta misma semana han firmado un acuerdo de patrocinio con el Hospital Quirón Salud Sagrado Corazón de cara a la participación en la cita deportiva internacional pero con vocación de extender la colaboración más allá de este encuentro.

El equipo de mujeres entrenan en el barco dragón, en la dársena del Guadalquivir|GOGO LOBATO

Ángeles del Valle es la timonel de las BCS del Club Triana y el alma de un grupo de mujeres (en estos momentos son 18) que han superado la fase intensiva del tratamiento de cáncer de mama y se reúne varias veces a la semana para entrenar en las aguas de la dársena del Guadalquivir. Su hermana conoció la existencia de los equipos de BCS durante su partipación en una competición de remo en China y la animó a formar uno similar en Sevilla, que está en marcha solo desde el mes de febrero.

«Hay otros deportes como la natación o la marcha nórdica que también están indicados para pacientes de cáncer de mama. Pero el dragon boat se practica con un movimiento intenso y repetitivo que ha demostrado ser muy eficaz para las dolencias que padecemos tras la operación. Además, el trabajo en equipo mejora no solo los aspectos físicos de la enfermedad sino también y muy especialmente las secuelas psicológicas«, explica Ángeles del Valle.

«Desde los primeros días notas que tienes más energía, que los dolores son más llevaderos y que duermes del tirón. Es un gusto volver a sentirse fuerte y ser capaz de hacer un deporte como éste», explica Ángeles del Valle.

«Se produce una reactivación de la musculatura, pero también ayuda a reponer el calcio en los huesos y, como todo deporte, genera serotonina, tan necesaria para mantener alejada la depresión que muchas veces acompaña a quienes han pasado por la experiencia de un cáncer», apunta Mercedes Pérez Pichardo, asesora médica del equipo, palista, e igualmente superviviente de la enfermedad.

Las Mariposas Dragón en pleno entrenamiento|PROYECTO MARIPOSA

Tradicionalmente los médicos habían desaconsejado a las mujeres radiadas en la mama o la axila la realización de ningún tipo de esfuerzo físico que implicara a las extremidades superiores o el tronco. Sin embargo, a partir de la experiencia Abreast in a boat realizada en Canadá en el año 2000, se han multiplicado los estudios que descartan riesgos derivados del ejercicio vigoroso y de resistencia y subrayan las ventajas para la calidad de vida de las mujeres que lo practican, pues aumentan su fuerza muscular y mejoran su bienestar general.

Descartado, por tanto, que el esfuerzo de repetición pudiera suponer un riesgo añadido y demostrados los beneficios psicológicos de trabajar en equipo con mujeres que han pasado por la misma experiencia vital, la práctica del dragon boat entre las supervivientes del cáncer de mama se ha extendido por todo el mundo, contando ya con unos 500 equipos y 11.000 palistas.

El equipo BCS Triana, que cuenta también con el asesoramiento médico de la oncóloga Ana Casas, ha sido uno de los últimos en incorporarse a este movimiento internacional que llegó a España en 2016, y que tiene ya clubes similares en Murcia, Santander, Almería, Cartagena, Alicante, Valencia, Granada o Málaga.

Las palistas comienzan su recorrido tras tomar cada una su lugar en la embarcación|PROYECTO MARIPOSA
EL ENTRENAMIENTO

El barco dragón es una embarcación impulsada por 10 o 20 palistas (hay dos tamaños), a los que se suma un timonel en la popa y un tambor en la proa, que marca el ritmo de las palas.

El grupo BCS de Triana competirá en el Campeonato Europeo con 12 mujeres que entrenan tres veces a la semana durante hora y media en las aguas del Guadalquivir.

Sobre el pantalán situado bajo el Puente del Cachorro se cruzan durante toda la tarde los deportistas que entran y salen del agua: junto a las BCS hay también un grupo de mujeres que integran el equipo de las palistas mayores de 50 años y los remeros del paradragón, la modalidad para personas con discapacidad. Hay, por tanto, edades y condiciones físicas de todos los gustos y colores. Pero dentro del bote dejan de ser pacientes, supervivientes o simplemente cincuentones achacosos y se transforman en atletas. «No hace falta una preparación previa. Eso sí, una vez aquí, hay que darlo todo», explican entre risas.

Buen humor y una actitud positiva caracterizan este equipo de BCS de dragon boat|PROYECTO MARIPOSA
SUPERVIVIENTES

Ninguna etiqueta identifica con exactitud a un grupo de personas tan heterogéneo como las que forman las BCS del dragon boat. «Yo no me siento del todo cómoda cuando se habla de nosotras como supervivientes. A mí me ha curado la medicina, no mi lucha. Pero estoy aquí porque el remo me hace estar más fuerte y no quiero sentirme una enferma para toda la vida. Ésta es solo una fase más. A nosotras nos ha tocado el cáncer pero hay mucha gente que padece otras enfermedades. Se trata de encontrar algo que te sirva de apoyo». La persona que habla sufrió de niña, con tan solo 11 años, la amputación de una pierna por un osteosarcoma. Ahora se repone de una doble mastectomía. «Cuando salí del hospital con 11 años y una pierna menos no había plataformas ni terapias ni nada que te ayudara a sobrellevarlo. Estabas tú sola en plena adolescencia. Esto es distinto. Yo ya hacía remo antes de la enfermedad y ahora estoy en el equipo del dragon boat», cuenta.

El equipo demuestra un constante alarde de superación, unión y ganas de pasarlo bien |PROYECTO MARIPOSA

A otra de las BCS le diagnosticaron un cáncer hormonodependiente -«el mismo que a Angelina Jolie», explica- por lo que tuvieron que extirparle los ovarios y las mamas. En su caso, el linfedema ha aparecido en las piernas. «Mucha gente piensa que, una vez que sales de quirófano y terminas la fase de la quimio o la radio, la enfermedad ha desaparecido. Pero no es así. El cáncer sigue dejando rastro. Se habla muy poco, por ejemplo, de cómo afecta, que es mucho, a la vida sexual de las mujeres haber pasado por un cáncer, por los cambios estéticos o por la llegada, a edades muy tempranas, de la menopausia. No, el apoyo psicológico nunca sobra. Y poder hablar con mujeres que están pasando por lo mismo ayuda más que nada». Dentro del barco, al ritmo del tambor, la mente está en otras cosas. «Dentro del barco ya no somos enfermas, somos deportistas», añade.

En España se diagnostican unos 26.000 casos de cáncer de mama al año, lo que representa casi el 30% de todos los tumores entre mujeres, según la Asociación Española contra el Cáncer (Aecc). La supervivencia entre los pacientes de cáncer de mama ha mejorado en los últimos 20 años, situándose hoy en el 82,8%. España se encuentra entre los países con mejores indicadores a estos efectos.

Imagen del equipo de palistas|PROYECTO MARIPOSA

Teresa López Pavón (Sevilla) – elmundo.es

,

La fuerza de las Mariposas Dragón

14 mujeres de Proyecto Mariposa reman en Sevilla como terapia tras el cáncer de mama


El dragon boat o barco dragón tiene su origen en china y cuenta con más de 2.000 años de antigüedad. En la actualidad lo practican más de 50 millones de personas en 40 países.

Según la tradición, se deben utilizar embarcaciones de 10 ó 20 palistas adornadas con una cabeza de dragón en la proa y una cola del mismo animal en la popa. Todos los palistas deben acompasar las paladas al ritmo que marque el tambor situado en la proa de la embarcación, mientras que en la popa se sitúa un timonel encargado de llevar la dirección del barco.

Este deporte se ha convertido en uno de los máximos exponentes en los que se refiere a deportes de equipo, ya que el carácter festivo de las regatas o festivales y la sincronización necesaria durante la práctica del mismo requieren del trabajo conjunto y del compañerismo de todos sus integrantes

Hace ya algún tiempo que el Club de Piragüismo Triana, en Sevilla, ofrece esta atractiva modalidad a quienes quieran practicarlo; pero en especial a mujeres diagnosticadas de cáncer de mama; ya que esta modalidad deportiva, en concreto, ejercita el torso y los brazos, esenciales para minimizar el riesgo de que aparezca el temido lindefema y favorecer el drenaje linfático.

A día de hoy existe ya un equipo de dragon boat en categoría BCS, siglas que significan breast cancer survivor (superviviente de cáncer de mama), conformado por Ángeles del valle y capitaneado por 14 mujeres en algún proceso oncológico, o como ellas mismas se autodenominan; Mariposas Dragón, que con espectacular alegría inundan de buen humor, esperanza y motivación a quienes las conocen.

Su próximo objetivo es el de participar en el campeonato europeo que se disputa en el próximo mes de julio; cuando el Guadalquivir se vista de multitud de dragones de colores y nuestras Mariposas Dragón hagan gala de su fuerza; esta vez a golpe de pala.


El equipo BCS de dragon boat del Club Piragüismo Triana, en Canal Sur Radio. Día 2 de marzo de 2019
,

Beneficios del yoga en el cáncer

Significa unión entre cuerpo y mente, sin embargo, sus beneficios han traspasado fronteras y han llevado su práctica a millones de personas en todo el mundo
Leer más