,

Terapia a lomos de un caballo

El pasado mes de julio algunas Mariposas pudieron asistir al Centro Ecuestre de la Herradura, en Dos Hermanas, donde pudieron experimentar una primera toma de contacto con las intervenciones asistidas con caballos.

«Las mariposas ecuestres»

Este centro, ubicado en el Gran Hipódromo de Andalucía, lleva desde el año 2007 realizando actividades ecuestres integradoras para todo tipo de personas promoviendo la mejora de su calidad de vida en todos los ámbitos.

Durante nuestra visita realizamos actividades de cuidados del caballo, coaching y ejercicios de relajación y estiramientos a caballo, disfrutando de una experiencia inolvidable junto y sobre los caballos.

Las actividades que realizamos fueron conducidas por el equipo multidisciplinar de profesionales del centro con formación en el ámbito de la salud, la equitación, la psicología y la educación y realizadas con caballos específicamente entrenados para el desarrollo de actividades terapéuticas.

Los caballos son animales muy especiales y a través del contacto con ellos y guiados por profesionales podemos mejorar nuestra calidad de vida proporcionándonos beneficios a todos los niveles: neurológico, físico, psicológico, social, emocional… facilitándonos además una experiencia de disfrute y satisfacción personal aumentando el bienestar social y personal.

Los beneficios de las intervenciones asistidas con caballos son conocidas desde la antigüedad; Hipócrates ya hablaba de los beneficios de montar a caballo. En 1875 Chassaignac, un neurólogo francés, descubrió que el movimiento del cuerpo del caballo mejoraba el equilibrio, el movimiento articular y el control muscular de los pacientes, así como su estado de ánimo.

Solamente el hecho de acariciar al animal, puede reducir el estrés y la tensión del paciente. Es el mejor relajante tanto para el animal como para el paciente, y muy importante en la toma de contacto y confianza

Esta terapia es capaz de conseguir nuevos estímulos que con las técnicas convencionales el paciente no experimenta como la diversión, el placer y la alegría que sienten al montar a caballo, consiguiendo así la motivación del paciente y por tanto mejores resultados.

A través de la relación que se establece con el caballo se realiza un ejercicio de darse cuenta, es decir, prestar atención a sí mismo y al entorno en el momento presente. Esto último facilita la conexión con las emociones, sensaciones o pensamientos aquí y ahora. Favorece la desconexión de las preocupaciones y rutinas diarias proporcionándonos un nivel muy placentero de relajación.

Al establecer un vínculo con el caballo el individuo tiene la oportunidad de mejorar y avanzar en aquellos planos de su vida que necesitan un cambio. Permite desarrollar capacidades o habilidades que mejoren su funcionamiento en la vida cotidiana. Mejora la autoestima y la autoconfianza y fomenta e incrementa el autocontrol y la autonomía. Mejora funciones ejecutivas: atención, concentración y memoria y Favorece el control y la canalización emocional.

En España esta disciplina se desarrolla desde los años 90 y cada vez son más las investigaciones y máster universitarios los que avalan sus beneficios

A nivel físico mejora nuestra psicomotricidad, equilibrio y coordinación, contribuyendo a mantener un buen estado de forma física y ayudándonos a mantenernos activos mejorando nuestro volumen respiratorio y capacidad de resistencia.

Cuando montamos a caballo este nos transmite su calor corporal. (Hasta 38°) que pasa al cinturón pélvico y a las piernas.

  • Su impulso rítmico (90 a 110 por min.) se trasmite al cinturón pélvico del paciente y pasa por la columna vertebral hasta la cabeza.
  • El caballo nos transmite un patrón de locomoción equivalente al patrón fisiológico de la marcha humana. Una serie de oscilaciones tridimensionales como son avance y retroceso, elevación, descenso, desplazamiento se graban en el cerebro y se automatizan con el tiempo.

Las intervenciones asistidas con caballos siempre están adaptadas a las necesidades de cada persona, aunque participen en grupo las actividades propuestas y la forma de desarrollarlas varia según las características personales concretas.

Antes de comenzar la intervención se realiza una evaluación individualizada previamente con cada usuario. Cada persona es diferente y por eso se elaboran unos objetivos y se planifican sus actividades dependiendo de sus necesidades.

Hay días que se crea una magia especial. Las mariposas venían impregnadas de ella. No podía ser de otra manera, porque detrás de cada mariposa conocimos a grandes mujeres con una fuerza y energía, que llenaron todo de ilusión. Confiaron en el equipo y disfrutaron mucho. Nos quedamos con muchos momentos de ternura. Lo mejor; la sonrisa de cada una que llevaba dibujada su cara. Desde todo el equipo de La Herradura se sienten agradecidos por esta experiencia inolvidable.

El contacto con los caballos y todas las actividades realizadas, así como el entorno, han sido una experiencia inolvidable que permanecerá en nuestras células para siempre

Del mismo modo, desde la propia Asociación de Proyecto Mariposa, y en nombre de la misma, y como colaboradora de la misma, manifiestan su agradecimiento más sincero a Marian Sillero, a las instalaciones del Centro Ecuestre la Herradura y a todo el equipo multidisciplinar por su excelente profesionalidad y por su ofrecimiento en la actividad terapéutica realizada con los caballos que tanto ha aportado a las personas del grupo de mariposas que participaron.

Renovar nuestra energía en Verano

Aprovecha la Naturaleza desde las sensaciones más primarias


El 21 de junio tiene lugar el solsticio de verano, una de esas fechas mágicas que se vienen celebrando desde tiempos antiguos.

Tal vez os estéis preguntando ¿y la noche de San Juan? ¿No se celebra el solsticio ese día? Lo cierto es que no. Los solsticios son fenómenos astronómicos y como tales se producen siempre por las mismas fechas. Para ser exactos, entre el 20 y el 22 de junio dependiendo del año, que es cuando el sol alcanza su mayor altitud y cuando el día tiene mayor horas de luz.

No obstante, la noche de San Juan (24 de junio), tiene como principal característica encender hogueras y bailar y saltar sobre el fuego. Probablemente, porque en realidad sea una cristianización de la festividad original del solsticio. Ambas celebraciones están relacionadas con el fuego y por extensión con el sol y el despertar de su fuerza.

Por tanto, no importa cuál de las dos fechas elijamos para celebrar esta fiesta de carácter solar. Lo importante el celebrar las cosas cuando surge el momento, ya sea el día 20, el 22 o el 24. En esta vida moderna, a veces es complicado encontrar el momento para nuestras prácticas y rituales, ¡así que debemos aprender a fluir con las circunstancias!

La fiesta del solsticio de verano se remonta a época pre-cristiana y el fuego y las hogueras  elemento clave. Los demás ejemplos que encontramos son reconstrucciones neopaganas de esta festividad. De ahí que, por estas fechas, encontremos información contradictoria sobre los rituales que se pueden practicar.

Unos dirán que es para desear amor y fortuna, otros que es una noche de purificación, o para adorar a dioses solares, que hay que celebrarlo mirando al norte, o al sur, o que hay que vestir de rojo o de dorado. Todas estas afirmaciones son de época moderna, aunque eso no significa que no podamos aprovecharlo e incluirlo en nuestros rituales. Y es que al final no hay una única forma de trabajar con las energías que nos rodean.

Dicho esto, esta etapa que corresponde al solsticio de verano es un momento ideal para trabajar aspectos de renovación de nuestra fortaleza personal. Es decir, todo lo relacionado con nuestra autoestima, creatividad, fuerza y amor propio. ¿Por qué? Pues muy sencillo, el carácter tradicional de esta fiesta está relacionado con el sol y, por tanto, también con el fuego que lo representa. Este elemento está asociado a la energía activa, a la fuerza y a la vida. Así que os recomendamos rituales enfocados a recargarnos de esa energía para ayudarnos en nuestro desarrollo personal.

5 rituales de verano para renovarte

Os vamos a dejar algunas sugerencias sencillas, pues como en la mayoría de los casos, lo importante no es la dificultad o el uso de muchos materiales sino la intención que pongamos a nuestro ritual.

1- Ritualizar una vela para desbloquear nuestra creatividad o nuestra fuerza

El fuego es liberador, así que podemos comprar una vela y tallar en ella símbolos que ayuden a tu mente a desbloquearse. Una espiral, una triqueta, o simplemente unas palabras como “creatividad” o “fuerza”. Es recomendable que la vela sea de colores relacionados con el fuego como el rojo, el naranja o el amarillo. Estos colores te ayudarán a conectar mejor con esa fuerza solar del solsticio.

2- Purificarte con fuego

Haz una pequeña hoguera sobre la que saltar para que así “se quemen las energías negativas”. También es tradición en algunos lugares el darse un baño purificador en el mar. Así te renovarás y dejarás atrás las cargas innecesarias.

3- Recoger hierbas terapéuticas y mágicas

En el solsticio de verano es tradicional recoger hierbas mágicas. Estas hierbas las puedes usar durante el resto del año en saquitos rituales, infusiones, sales purificadoras o para potenciar las velas. Ruda, tomillo, romero, retama, lavanda, verbena, salvia, piñas, diente de león, hojas de roble, ramas de sauce, …

4- Practicar yoga o meditar

Qué mejor manera también de recargarte que a través de la práctica del yoga o la meditación. Sobre todo, te recomendamos hacerlo al aire libre, bajo la luz del sol, y centrar tu mente en renovarte y empoderarte con la fuerza del sol.

5- Bailar a la luz del sol o de las hogueras

El baile es liberador, es parte de muchos rituales antiguos, y es que danzar libera nuestra mente y espíritu. Dejarte llevar por el ritmo del tambor, sin pensar ni racionalizar en tus movimientos puede aliviarte de cargas innecesarias ya a la vez recargarte de energía positiva.

, ,

Buen ambiente y lana en el Taller de Crochet

Diversión y aprendizaje de la mano de Proyecto Mariposa

Leer más
,

Entrevista en COPE a la Dra. Marian Rojas Estapé

La Dra. Marián Rojas Estapé nos hace reflexionar en esta entrevista de radio sobre las emociones y cómo éstas influencian, seamos conscientes de ello o no, en la resolución de los problemas o adversidades de nuestro día a día. Leer más

, ,

Emma Barthe enseña a Almería a sanar el cáncer desde una perspectiva global

La reconocida psicooncóloga dio una charla gratuita el pasado jueves en la Biblioteca Villaespesa de la capital a la que asistieron cerca de un centenar de personas  Leer más

, ,

Emma Barthe acompaña a los socios de Proyecto Mariposa en su encuentro semanal

La reconocida psicooncóloga visitó este miércoles el Centro de Salud Nueva Andalucía, donde los socios celebraban su encuentro semanal y explicó cuáles serían los temas a tratar en su charla en abierto prevista en la Biblioteca Villaespesa Leer más

, ,

Emma Barthe regresa a Almería para abordar el cáncer desde una perspectiva más amplia

La reconocida psicóloga médica hablará de su experiencia con el cáncer desde la psicooncología y expondrá varias de las enseñanzas que intenta transmitir con sus libros

Leer más

,

La felicidad en un abrazo

La oxitocina  es la hormona que atenúa el dolor en el parto, que reconforta y da una sensación de felicidad a través de abrazos, besos y caricias 

Leer más

, ,

El Cáncer, mi maestro I

El ahora tesorero de la asociación Proyecto Mariposa, Juan Vera Martínez relata su experiencia a través de una carta que emplea como terapia para conocerse a sí mismo y para encontrarse nuevamente con el que él denomina su maestro; el cáncer 
Leer más