,

EEUU reconoce el Reiki como medicina complementaria

Hace años que las terapias energéticas se vienen aplicando en los hospitales públicos españoles como elementos complementarios al tratamiento médico convencional. Ahora, el gobierno de EEUU va un paso más allá y aplica el Reiki como medicina en más de 800 hospitales

Con recelo y miedo a ser descubiertos por el resto de compañeros. Así es como aplicaban hace unos años terapias complementarias como el Reiki o el Yoga en los hospitales. Estas disciplinas, junto con otras muchas, han demostrado eficientemente sus propiedades en cuanto a las reducción de la ansiedad, aumento de la tensión muscular o la mejor adaptación a tratamientos médicos como la quimioterapia.

Sin embargo, en España la ciencia aún no ha reconocido la eficacia de estas terapias médicas no convencionales aunque el Ministerio de Sanidad trabajó, hace aproximadamente un lustro, en el único documento oficial sobre terapias naturales que identificaba y analizaba 139 técnicas a este respecto.

Mientras que en otros países como Reino Unido o Estados Unidos existen centenares de complejos hospitalarios que aplican estas disciplinas como terapias complementarias, en España estos consejos se daban al oído, sin prescripción médica y midiendo las palabras.

Ahora, el gobierno de Estados Unidos reconoce el Reiki como medicina complementaria, según el Centro Nacional para la Medicina Complementaria o Alternativa (NCCAM) dependiente del Instituto Nacional de la Salud, y lo aplican como disciplina complementaria en más de 800 hospitales.

Las razones que han llevado a los responsables de una de las mayores potencias mundiales a tomar esta decisión son muchas, entre ellas los beneficios de esta terapias capaz de reducir la ansiedad y la tensión muscular, mitigar el dolor y proporcionar bienestar a las personas que se estén sometiendo a tratamientos de quimio o de gamma.

Asimismo, se tuvieron en cuenta otros hechos a la hora de tomar esta decisión como el hecho de que no sea una religión, la no presencia de equipos ni instrumentos y la imposibilidad de que su práctica interfiera con los fármacos o tratamientos que se estén aplicando en ese momento, entre otras muchas.

En la iniciativa privada americana ya se habían hecho avances de este tipo empleando el Yoga y una buena nutrición con actividades físicas o el masaje terapéutico como medicina complementaria.

Fuente: Tu Nueva Información y La Vanguardia

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *