,

200 personas acompañan a Jorge García Checa en la Casa de las Mariposas

El joven médico almeriense ofreció su particular visión de la oncología, como paciente y como médico en una conferencia llena de público, deseoso de escuchar al profesional 

“Soy Jorge García Checa, soy paciente oncológico y médico y quiero compartir con vosotros una serie de reflexiones que he obtenido gracias a mi experiencia con el cáncer”. Así comenzaba el pasado viernes 16 de marzo su charla el joven médico almeriense en la Casa de las Mariposas. Ante 200 personas, de todas las edades, García Checa compartió sus vivencias con la enfermedad.

El evento, organizado por la asociación Proyecto Mariposa (Terapias Complementarias en el Tratamiento del Cáncer) y de carácter gratuito, pretendía dar a conocer la visión del profesional y su experiencia, así como su capacidad de superación y sus proyectos en la actualidad.

García Checa padeció su primer tumor a la temprana edad de un año. Coincidiendo con su adolescencia, el almeriense volvió a sufrir un proceso oncológico que parecía haber concluido tras el tratamiento médico pero que vuelve a dar la cara a sus 22 años. Tras meses de pruebas, recibe una llamada del Comité de Sarcomas del Hospital de La Paz de Madrid en el que le dicen que su tumor es inoperable y le ofrecen comenzar con el tratamiento paliativo. “Mi vida se resumía entonces en comenzar el tratamiento que me recomendaban hasta que un día mi madre me pidió que intentara buscar otras opciones por medio de mis conocimientos como estudiante de Medicina”.

El almeriense se puso, entonces, a trabajar y encontró varios médicos en el extranjero capaces de ofrecer un tratamiento médico contra el tumor maligno de vaina de nervio periférico que tenía. “Me costaba encontrar una fórmula para explicar por qué un paciente de 22 años estaba en cuidados paliativos sin una solución médica posible”, aseveró el joven que, mientras comenzaba su tratamiento y se orquestaba todo el proceso que se iba a llevar a cabo, iniciaba un autotratamiento que le permitió “frenar ese tumor y estabilizar la enfermedad”. A través de tratamientos complementarios como una buena alimentación o el ejercicio físico controlado, García Checa consiguió tiempo para curar su cáncer.

Por medio de su experiencia técnica como médico, el joven también dio a conocer a los asistentes el cáncer. “Se trata de una enfermedad abigarrada y compleja desde el punto de vista técnico. Además, evoluciona porque las células consiguen adaptarse al tratamiento médico”, afirmó.

La influencia del azúcar en la metabolización del cáncer unida a la falta de investigación científica en algunos casos o el desconocimiento en cuanto a las terapias complementarias fueron algunos de los temas abordados por el ponente durante la conferencia. “El cáncer es un desafío para la ciencia pero sí que existen una serie de conceptos que van a empezar a formar parte del estudio y del tratamiento médico muy pronto”, explicó insistiendo en la creación de equipos multidisciplinares que aporten distintas visiones del cáncer. “Cuidar de todo el organismo tiene que ser igual de importante que acabar con el tumor”, dijo.

Asimismo, Jorge García Checa explicó las diferencias entre medicina alternativa y oncología integrativa y lanzó un mensaje para los profesionales médicos: “Tenemos que ser capaces de tener pacientes empoderados e inquietos y abandonar el concepto paternalista”, comentó alabando la figura del doctor Pedro Cavadas e insistiendo en la investigación y la incorporación de nuevas técnicas. “No vamos por el buen camino. Hemos avanzado muy poco en los últimos años”.

En la actualidad el médico está inmerso en proyectos que le permitan poner su experiencia y conocimientos en manos de los pacientes con cáncer. Para ello, García Checa forma parte del Centro de Oncología Integrativa de Granada y ha puesto en marcha la Fundación Jorge Checa con el objetivo de que “nadie se vea en la misma situación que yo, sin información ni asesoramiento”.

El joven tampoco quiso dejar pasar la oportunidad de agradecer su apoyo a la sociedad almeriense y a diversas instituciones públicas y privadas durante la campaña SOSJORGE, con la que pretendía recaudar fondos para someterse a un tratamiento de Protonterapia que se utilizaba desde los años 80 en Suiza.

Vida y enfermedad van de la mano”, dijo Jorge que concluyó: “Espero haberos hecho creer en lo imposible”.  

Proyecto Mariposa nació en el año 2009 con el propósito de ofrecer apoyo a los pacientes oncológicos y sus familiares. A través de la pregunta, “¿Qué puedo hacer yo por mi salud?” intentan desmitificar la palabra “cáncer” y abrir la puerta a la esperanza. La entidad, compuesta por profesionales médicos de muy distintos ámbitos, centra su actuación en cinco pilares fundamentales como son la nutrición, la psicología, la actividad física, el medioambiente y la emoción. A través de talleres y eventos, la mayor parte de ellos de carácter gratuito, los miembros de la asociación dan a conocer una serie de rutinas saludables que funcionan, no solo como terapias complementarias sino como un buen método de prevención.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *