Mente y Emoción

A lo largo de los años el concepto de emoción se ha tratado de vislumbrar desde muy diferentes puntos de vista. Tanto es así que la psicología y la biología la abordan como una reacción psicofisiológica capaz de hacernos percibir el entorno de forma muy distinta.

Elementos subjetivos capaces de hacernos cambiar nuestra percepción de la vida. Numerosos estudios e investigaciones coinciden en afirmar que la mayoría de los humanos no es capaz de controlar sus emociones porque no las conocen. Cada día una de ellas toma nuestro cuerpo y nuestra mente. Rabia, dolor, impotencia, celos, envidia, alegría, amor, gratitud… Existen infinidad de emociones y también incontables formas de darlas a conocer.

Proyecto Mariposa desde el pilar de Mente y Emoción pretende ayudar a nuestra mente a vislumbrar qué es lo que sentimos y cuál es nuestra actitud al respecto. De esta forma, podremos dar los pasos correctos y estructurar nuestros planes y objetivos.

Una de las fórmulas para liberarnos de algunos de los lastres que suponen emociones tan negativas como la inseguridad y el miedo es la Biodanza, una mezcla de libertad y de originalidad capaz de mostrarnos el mundo desde su hemisferio más positivo. 

Biodanza SRT. Es un sistema de integración humana, renovación orgánica, reeducación afectiva y reaprendizaje de las funciones originarias de vida. Su metodología consiste en inducir vivencias integradoras a través de la música, el canto, el movimiento y situaciones de encuentro de grupo.

Biodanza, quiere decir B IO-vida y danza el movimiento de la vida, el ritmo biológico, el del corazón.

La Biodanza aplica la música y el movimiento para la expresión saludable de las emociones.

La música es un lenguaje universal accesible a niños, jóvenes, ancianos, etc. su influencia llega directamente a nuestras emociones, sin pasar por la mente.

A través de una danza expresiva, estimulamos la relación con el otro y la vivencia de nosotros mismos.

En biodanza se aprende desde la vivencia, desde lo que vivimos aquí y ahora. Lo aprendido de forma vivencial se integra mucho mejor y es más duradero, pasa a formar parte de la persona porque es un proceso más natural y completo.

Biodanza actúa desde la parte sana del individuo, Rolando toro (el creador del sistema biodanza) decía cuando es posible hacer crecer la parte luminosa de un individuo la parte oscura, representada por los síntomas tiende a reducirse.

Las danzas de biodanza no tienen nada que ver con ser un buen bailarín ni con la concepción artística de la danza.

No son ejercicios en función de una técnica ni gestos calculados en busca de precisión.

No hay que ajustar el movimiento a ningún patrón estético.

No es técnica ni control voluntario.

Es una danza orgánica basada en la vivencia y no en la conciencia.

Es danzar como un movimiento natural.

Danzar para expresar sentimientos, estados del alma.

Es emoción transformada en movimiento.

Es estar abierto a impulsos espontáneos, ritmos biológicos, ritmos del corazón, ritmos de la respiración.

Conoce a los profesionales de este pilar en Proyecto Mariposa: