Nutrición

En 2007 la World Cancer Research Fund publicó un informe en el que afirmaba que es posible prevenir al menos el 40% de los cánceres modificando la naturaleza de la dieta alimentaria y realizando actividad física regular. La alimentación moderna, rica en grasas artificiales y desnaturalizadas, exceso de proteínas cárnicas, de azúcares y de alimentos muy refinados y manipulados, y por otro lado, carentes de nutrientes vitales, como los ácidos grasos poliinsaturados, vitaminas, minerales y oligoelementos, está directamente relacionada con la mayor parte de las llamadas “enfermedades de la civilización”, muchos tipos de cáncer, trastornos cardiovasculares, artritis, etc…

La corrección alimentaria y el aporte de cantidades óptimas de nutrientes vitales  mejoran los trastornos de salud crónicos y complejos, como es el caso del cáncer.

A lo largo de nuestros talleres, enseñamos y ayudamos a ajustar la alimentación con el fin de reducir el consumo de sustancias cancerígenas y añadir el mayor número de sustancias fitoquímicas que combaten activamente contra los tumores.

Conoce a los profesionales de este pilar en Proyecto Mariposa: