Entradas

Renovar nuestra energía en Verano

Aprovecha la Naturaleza desde las sensaciones más primarias


El 21 de junio tiene lugar el solsticio de verano, una de esas fechas mágicas que se vienen celebrando desde tiempos antiguos.

Tal vez os estéis preguntando ¿y la noche de San Juan? ¿No se celebra el solsticio ese día? Lo cierto es que no. Los solsticios son fenómenos astronómicos y como tales se producen siempre por las mismas fechas. Para ser exactos, entre el 20 y el 22 de junio dependiendo del año, que es cuando el sol alcanza su mayor altitud y cuando el día tiene mayor horas de luz.

No obstante, la noche de San Juan (24 de junio), tiene como principal característica encender hogueras y bailar y saltar sobre el fuego. Probablemente, porque en realidad sea una cristianización de la festividad original del solsticio. Ambas celebraciones están relacionadas con el fuego y por extensión con el sol y el despertar de su fuerza.

Por tanto, no importa cuál de las dos fechas elijamos para celebrar esta fiesta de carácter solar. Lo importante el celebrar las cosas cuando surge el momento, ya sea el día 20, el 22 o el 24. En esta vida moderna, a veces es complicado encontrar el momento para nuestras prácticas y rituales, ¡así que debemos aprender a fluir con las circunstancias!

La fiesta del solsticio de verano se remonta a época pre-cristiana y el fuego y las hogueras  elemento clave. Los demás ejemplos que encontramos son reconstrucciones neopaganas de esta festividad. De ahí que, por estas fechas, encontremos información contradictoria sobre los rituales que se pueden practicar.

Unos dirán que es para desear amor y fortuna, otros que es una noche de purificación, o para adorar a dioses solares, que hay que celebrarlo mirando al norte, o al sur, o que hay que vestir de rojo o de dorado. Todas estas afirmaciones son de época moderna, aunque eso no significa que no podamos aprovecharlo e incluirlo en nuestros rituales. Y es que al final no hay una única forma de trabajar con las energías que nos rodean.

Dicho esto, esta etapa que corresponde al solsticio de verano es un momento ideal para trabajar aspectos de renovación de nuestra fortaleza personal. Es decir, todo lo relacionado con nuestra autoestima, creatividad, fuerza y amor propio. ¿Por qué? Pues muy sencillo, el carácter tradicional de esta fiesta está relacionado con el sol y, por tanto, también con el fuego que lo representa. Este elemento está asociado a la energía activa, a la fuerza y a la vida. Así que os recomendamos rituales enfocados a recargarnos de esa energía para ayudarnos en nuestro desarrollo personal.

5 rituales de verano para renovarte

Os vamos a dejar algunas sugerencias sencillas, pues como en la mayoría de los casos, lo importante no es la dificultad o el uso de muchos materiales sino la intención que pongamos a nuestro ritual.

1- Ritualizar una vela para desbloquear nuestra creatividad o nuestra fuerza

El fuego es liberador, así que podemos comprar una vela y tallar en ella símbolos que ayuden a tu mente a desbloquearse. Una espiral, una triqueta, o simplemente unas palabras como “creatividad” o “fuerza”. Es recomendable que la vela sea de colores relacionados con el fuego como el rojo, el naranja o el amarillo. Estos colores te ayudarán a conectar mejor con esa fuerza solar del solsticio.

2- Purificarte con fuego

Haz una pequeña hoguera sobre la que saltar para que así “se quemen las energías negativas”. También es tradición en algunos lugares el darse un baño purificador en el mar. Así te renovarás y dejarás atrás las cargas innecesarias.

3- Recoger hierbas terapéuticas y mágicas

En el solsticio de verano es tradicional recoger hierbas mágicas. Estas hierbas las puedes usar durante el resto del año en saquitos rituales, infusiones, sales purificadoras o para potenciar las velas. Ruda, tomillo, romero, retama, lavanda, verbena, salvia, piñas, diente de león, hojas de roble, ramas de sauce, …

4- Practicar yoga o meditar

Qué mejor manera también de recargarte que a través de la práctica del yoga o la meditación. Sobre todo, te recomendamos hacerlo al aire libre, bajo la luz del sol, y centrar tu mente en renovarte y empoderarte con la fuerza del sol.

5- Bailar a la luz del sol o de las hogueras

El baile es liberador, es parte de muchos rituales antiguos, y es que danzar libera nuestra mente y espíritu. Dejarte llevar por el ritmo del tambor, sin pensar ni racionalizar en tus movimientos puede aliviarte de cargas innecesarias ya a la vez recargarte de energía positiva.

,

La fe en la vida cotidiana

¿Cómo podrías vivir tu día a día sin la fe?

¿Cómo podrías vivir sin la guía que te brinda tu alma y que recibes con tu fe?

Tú y todos tus hermanos humanos estáis viviendo unos cambios tan grandes que sin el contacto, la guía, la luz y la paz que recibís a través de la vuestra práctica de la fe no podríais vivir en esta época, tan movida, donde todos los aspectos de nuestra vida cambian a toda velocidad y sin parar.

¿Cómo podrías vivirte, descubrirte y revelarte sin la invitación a ser quién eres que abre en ti la fe? ¿En qué fuentes de sabiduría y vida podrías encontrar tanta novedad para liberarte de lo que ya no eres ni ha de ser que la que abre en ti la fe desde su sabiduría celestial?

¿Cómo contestar a todas estas situaciones en las que intentas vivirte, situaciones que sean exteriores, sociales como interiores, sin una guía que te permita crear y dibujar unas nuevas vivencias e ir hacia una renovada expresión de quién eres?

¿Cómo pensar de manera diferente a la manera habitual, obsesiva, repetitiva, confusa y muerta de miedo de tu  mente humana, de tu ego mental?

¿Cómo renovarte manifestando y encarnando nuevas propuestas de vida si no te abres a nuevas fuentes de sabiduría aparte de las que practica tu conciencia humana?

Una parte de ti piensa conocer la respuesta de vida que dar a las solicitudes de acción y renovación que te lanza la vida. Esta parte es tu consciencia, la consciencia de tu mente, la memoria que ha registrado todo lo vivido…esa fuente de conocimientos es perfecta para reproducir algo ya vivido y experimentado. Es un pozo de recuerdos pero no puede concebir nada nuevo por sí mismo. En ella no encontrarás los fundamentos de la orientación ni la «presencia» que te permitan renovarte y expresar quién eres y vibrar realmente como vida.

Gracias a ella no se vuelve a inventar la «rueda» cada mañana y como tal es muy importante y fundamental.

¿Pero qué pasa cuando justamente tienes que sacar de ti una respuesta de vida nueva, diferente y expresión de una nueva dimensión de tu vida?

¿Estas solicitudes para renovarte cada día no son propias? ¿A toda vida se le está revelando un proceso de florecimiento continuo a lo largo de su transcurso en la tierra?

Esta voz, esta intuición, este rayo de sugerencias que te invita a actuar, sin que te des cuenta la mayoría de las veces, y que emana de mí: es mi guía interna y directa.

Tu de es un estado de permeabilidad, de acogida, de aceptación

Me escuchas porque buscas una salida, una solución.

Me sientes porque buscas cómo actuar, cómo vivirte.

Tu de permite la traducción en actos, en pensamientos,  en visiones de mi presencia guiándote en lo que vives y en lo que solicita un cambio, un nuevo entendimiento, un ensanchamiento de tus vivencias.

Yo soy tu parte divina experimentando su luz aquí en la tierra en las condiciones de los cambios actuales de la elevación de la energía de la tierra.

Tu fe es tu «sí, sí, sí» que permite esta manifestación de mi energía aquí en la tierra.

Tu fe permite que yo pueda manifestarme aquí en la tierra actuando, cada vez más libremente a través de ti.

Tu fe es la mano que me ofreces para que yo, tu alma, pueda mostrarme y revelarme tal y como soy. Poco a poco y cada vez más.

Tu fe hace posible que se cumpla nuestra misión de don de vida. Aquí en y para la tierra.

Tu fe, Tu «sí, sí, sí» es la base de tus vivencias aquí en la tierra.

Tu fe es fundamento de nuestra misión.

Gracias, todas mis gracias sobre ti, amorcito, por permitir que gracias a tu fe seamos actores del cambio de vida, que se verifica actualmente aquí en la tierra.

Gracias, amor, mi vida por tu fe vivida y ensanchada cada día más.

Gracias amor, por tu fe podemos y conseguimos ser cada día un poco más quién somos en realidad.

Gracias a ti, mi vida, por tu fe revelamos y vivimos cada vez con más entereza el rayo específico de luz de nuestra esencia.

Gracias a tu fe podemos ofrecernos viviendo nuestro amor a esta nueva vida.

Gracias a tu  fe, a tu entrega y confianza en mí, cumplimos con nuestra responsabilidad del cambio, compartiéndolo con todo la vida en al tierra.

Vuestra fe, a vosotros, nuestras partes humanas, es el puente de nuestro don de luz, de vida y de amor encarnándose en la tierra para renovar la vida del planeta.

Gracias a todos los humanos.

Gracias a vuestra fe, a vuestra confianza y entrega a nosotras, vuestras almas, ofrecemos cada vez más luz del cielo a esta tierra.

Gracias y gracias a todos y bendiciones para toda la vida aquí en la tierra.

Gracias, gracias, gracias.

Con amor,

Cristina.

 

 

 

 

,

La Fe

La contaminación que suponen nuestras preocupaciones, complejos o problemas cubren nuestra vista con un velo que nos impide ver con claridad y tener una percepción correcta de nosotros mismos. La confianza, la serenidad y el amor confluyen esta semana en la meditación que nos ofrece Cristina 
Leer más

,

Mi alma

Siempre nos acompaña y nos da las respuestas para las preguntas que no sabemos contestar. Esta semana, nuestra compañera y amiga Cristina se asoma a nuestro interior para descubrirnos el alma y para hacer que confiemos en ella
Leer más

,

La Primavera (II)

Dejamos de lado el frío del invierno para abrirnos a la primavera que brota en nuestro interior y nos hace ver que nosotros somos luz. Nuestra amiga Cristina vuelve a dirigir la meditación con la que iniciamos la semana en Proyecto Mariposa y nos invita a reinventarnos bajo la esencia pulsante de toda la vida que nos rodea 
Leer más

,

La Primavera

A través de los Apuntes Sensibles del Alma de Cristina somos capaces de iniciar la semana desde otro punto de vista, esta vez, desde el cambio interior que se viene fraguando desde hace un tiempo; un esfuerzo que nos llevará a la primavera y a la proliferación de nuestras emociones
Leer más

,

El Cambio

Una semana más, nuestra compañera y amiga Cristina comparte su meditación por medio de sus «apuntes sensibles del alma». A través de estas palabras ha sido capaz de transmitirnos el cambio que quiere para su vida y para la nuestra  
Leer más

,

La Luz

La Luz es una conquista de cada instante, de toda una vida. La luz es el camino de nacimiento de todas tus vidas, aquí, en la tierra Leer más

Eventos

✖ No hay resultados

Lo sentimos, no hay entradas que coincidan con tu búsqueda.