,

Beneficios del yoga en el cáncer

Significa unión entre cuerpo y mente, sin embargo, sus beneficios han traspasado fronteras y han llevado su práctica a millones de personas en todo el mundo

Su errónea definición como deporte y su difusión le ha llevado al abismo de la moda. A pesar de haber nacido en la India sus beneficios han hecho que traspase fronteras y que se haya convertido en una de las técnicas orientales más occidentalizadas en los últimos años.

Y es que hace siglos que el mundo oriental nos viene dando lecciones de salud, su alto conocimiento del alma y la clara distinción entre lo espiritual y lo material les han llevado a ser transparentes para ellos mismos dejándose desnudar por sentimientos y emociones desconocidos para la mayoría de nosotros.

Envueltos en un aura de contaminación y estrés, países como el nuestro se han dejado conquistar por el Yoga y el bienestar físico y mental al que transporta. Así, la moda y su práctica por cada vez más personas son solo los envoltorios que nos dejan ver la luz y los beneficios que aporta esta técnica.

Numerosos estudios han revelado la mejoría que experimenta una persona cuando comienza a practicar esta disciplina. Estos avances coinciden con las necesidades de un paciente oncológico, aquellos que sufren enfermedades cardiovasculares o diabetes por lo que el yoga se postula como una de las mejores terapias complementarias al tratamiento médico convencional.

Calidad de vida

Los movimientos sobre los que se asienta su práctica  y su capacidad para fortalecer músculos y huesos han llevado a esta disciplina a postularse como una de las que más mejoran la calidad de sueño y de descanso. Además, el yoga es capaz de reducir considerablemente el estrés y promueve un sentimiento de empoderamiento y de bienestar ya que su práctica tiene también claros beneficios sobre la autoestima y la imagen corporal. 

Mejora las articulaciones

Como todo ejercicio físico, la práctica de esta disciplina no está exenta de sus principales características como el fortalecimiento de huesos, músculos y el sistema cardiovascular además de aumentar el rango de movimiento y flexibilidad de nuestras articulaciones y mantiene la columna vertebral fuerte. Asimismo, el yoga también mejora la postura corporal y es capaz de reducir la inflamación de tejidos y controlar el dolor. 

Sistema Inmune

Se ha demostrado que la práctica del yoga es capaz de mejorar el sistema inmune mejorando el flujo linfático y previniendo y controlando el lifedema. Además calma el sistema nervioso.

Beneficios psicológicos

No podemos olvidar los beneficios que tiene para nuestra mente la práctica de este ejercicio como el alivio del miedo y la ansiedad en mujeres sometidas a radio y quimio terapia y la mejora de la autoestima, tan denostada en ocasiones debido a los cambios que sufre el cuerpo durante y tras la enfermedad.

 

Además, según la Asociación de Oncología Integrativa, en el caso del cáncer de mama se ha demostrado que esta técnica tiene múltiples beneficios para las mujeres que lo practican y hay suficiente nivel de evidencia científica como para recomendarlo.

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *