Terapias

 Cuando se diagnostica un cáncer, la mayoría de las personas ven en la quimioterapia y la radioterapia su salvación. Muchos pacientes desconocen que además de la quimioterapia, la radioterapia y la cirugía existen otras terapias que minimizan los efectos secundarios de éstas, y pueden ayudar a los pacientes oncológicos a luchar contra el cáncer. Ninguna de estas terapias se puede considerar como una alternativa a la quimio o a la radioterapia. Son complementos que ayudan a mejorar la calidad de vida de los pacientes, minimizando los efectos secundarios que conllevan.

 (Textos obtenidos de http://oncologiaintegrativa.org)